X

Inicia Sesión


Cambia o recupera tu contraseña

Envíanos un correo para obtener más información


Novedades

Una vereda, un kiosco, un aula

Continuando con nuestras visitas, el pasado viernes 7 de octubre, a las 9:30 a.m. nos dirigimos a un nuevo destino saliendo del casco urbano del municipio de Curití, rumbo a la Vereda El Pino, ubicada a una hora y treinta minutos aproximadamente de este. Emprendimos nuestro camino por una carretera angosta, escarpada, solitaria y de tierra de color mostaza, pero rodeada de paisajes con un hermoso verdor, de montañas imponentes en las cuales se aprecian grandes rocas grisáceas incrustadas en ellas, y que desde lejos se divisan como escalones que pueden conducir a su cima.

Y precisamente en la cima de una de estas grandes montañas, encontramos la sede J El Pino de la Institución Educativa Cantabara Manchadores, a su entrada nos recibieron muy elegantes y alegres los estudiantes de los grados primero, tercero, cuarto y quinto de primaria junto con su profesora Nancy Yaneth Argüello Bayona, quienes nos invitaron a pasar y a dar un paseo por su escuela.

La profe y sus estudiantes compartieron con nosotros las actividades que habían organizado, la primera de ellas, en los pasillos de la escuela, los estudiantes se organizaron en tres grupos y cada uno se dirigió a una base, en la cual tenían el reto de realizar una actividad lúdica: crear una figura con formas geométricas, organizar los números de la yenga con base en una característica especifica de estos, crear un collage y descubrir palabras de más de cuatro letras en una gran sopa de letras.  Durante el desarrollo de estas actividades todos se divirtieron y en cada grupo se apreció el trabajo en equipo, el liderazgo positivo y la búsqueda de diferentes opciones para encontrar solución al reto que cada actividad exigía.

Posteriormente los estudiantes y su profe se dirigieron al kiosco, lugar colorido y agradable, allí en un ambiente de confianza y cercanía comenzaron a conversar sobre la experiencia vivida en las actividades lúdicas realizadas; de esta conversación surgieron experiencias y sentires bastante especiales y significativos. Cada estudiante pudo reflexionar sobre su papel en el grupo, sobre los resultados alcanzados, también sobre las dificultades y las satisfacciones que les generó el trabajo en equipo, todos se escucharon con mucha atención y poco a poco cada comentario iba siendo retomado con esmero, serenidad, cuidado y asertividad por la profe Nancy. 

Finalmente, en su aula de clase tenían todo dispuesto, para observar el video del cuento “Perfecto imposible”, el cual esa mañana fue otro pretexto más de conversación. En este momento todos estuvieron atentos a lo que sucedía en la historia y mientras la profe pausaba el relato se dejaban inquietudes, se imaginaban situaciones, se creaban expectativas frente a lo que ocurriría; se escucharon comentarios y experiencias sobre las situaciones que se viven cuando las personas se creen perfectas y las consecuencias que esto les ha generado. Poco a poco en su cuaderno de Conversar es nuestro cuento cada estudiante a su manera plasmaba sus impresiones sobre lo que se conversó.

El tiempo transcurrió de prisa, nuestra visita terminó y llego la hora de regresar, con abrazos y sonrisas nos despedimos de estos pequeños y de su profesora agradecidos por acogernos con tanto cariño y por todas sus atenciones.

Publicada el 25 de Octubre de 2016
Redacción: Sandra Iveth Sánchez Cubillos
Fotografía: Fabio Enrique Barragán Santos y Reinel Padilla Poveda

Vea el video aquí, para saber más de esta visita

Novedades